viernes, 18 de enero de 2013

CiU ERC: Un pacto para arruinar Cataluña

El Llobregat Enero 2013 


Mas ha sido reelegido presidente de la Generalitat, y con esta reelección comienza una nueva legislatura en el Parlament de Catalunya. Nunca hasta ahora, había comenzado una legislatura con tanta sensación de inestabilidad política como la que ahora se inicia.
CiU hizo mal los cálculos –lleva mucho tiempo haciéndolos– y su precipitada decisión de anticipar las elecciones le ha obligado a afrontar los próximos cuatro años en una precaria situación que objetivamente le convierte en rehén de aliado incómodo y no deseado, la ERC de Oriol Junqueras.
Por su parte ERC quiere presentarse como partido de Gobierno desde la oposición, un equilibro imposible que ya ha demostró en el tripartit la ruina que trajo. No será fácil para los votantes de Esquerra aceptar que su partido se convierta en cómplice de las políticas de recortes económicos y sociales -4.000 M€ anunciados el día después de las elecciones -que aplicará el ejecutivo neoliberal presidido por Mas. También será difícil para la dirección de ERC, que apela a una supuesta ética política, justificar su apoyo a un partido que es una absoluta vergüenza propia y ajena con una corrupción que ya asedia a sus principales dirigentes: Mas, Pujol y Durán i Lleida. Pero sobre todo la situación más complicada y más agobiante va a ser para el pueblo catalán. Los 4.000 millones de recortes anunciados para el año que viene son una clara muestra de que Mas sigue apostando por la misma línea política que está llevando a Cataluña a la miseria, al paro y al caos social, esa austeridad que está haciendo inviable.
El telón de fondo del referéndum, que solo significa un desafío inecesario y absurdo para tapar las vergüenzas de la casta política catalana, no va a poder esconder la situación de catástrofe económica con la que nos vamos a encontrar en los próximos meses. Estoy seguro de que esta titubeante legislatura no será larga, y toda esta inestabilidad nos compromete ante una recuperación que se antoja imposible ante los actuales escenarios. Desde los municipios, nuestro compromiso es construir la alternativa política que el pueblo catalán necesita de forma urgente y que se va a convertir en una gran demanda social, al tiempo que crecerá el insoportable caos generado por el tándem CiU-ERC. Una alternativa política como la que estamos construyendo en Sant Boi que habla claro a esta casta política enquistada en el poder municipal, que destapa sus vergüenzas y que trabaja cada día por tener un proyecto trasformador como alternativa a este sistema social, político y económico decadente.



No hay comentarios:

Publicar un comentario